¿Qué es la semilla de chía? Conoces para qué sirven? sus propiedades y beneficios? ¿Sabes cómo tomarlas? En este artículo te lo contamos todo

Actualmente existe una gran popularidad entre los entusiastas de la salud en todo el mundo por las semillas de chía.

Esta pequeña semilla, suave y ovalada ha demostrado que contiene una serie de nutrientes súper saludables que además te ayudan a bajar de peso.

En este artículo la conocerás mucho más de cerca y aprenderemos un sinfín de beneficios para nuestra salud.

Qué son las semillas de Chía?

chia

Es una pequeña semilla comestible con un suave sabor a nuez.

Proviene de la planta del desierto llamada Salvia hispánica, la cual pertenece a la familia de la menta.

Esta semilla, aunque es una moda actual, su consumo es muy antiguo. Se dice que los Mayas y los aztecas, la consumían en sus comidas diariamente.

«Chía» significa fuerza, puesto que estas civilizaciones la consideraban una gran fuente de energía.

Eso tiene sentido, ya que las semillas de chía son un alimento concentrado en ácidos grasos, carbohidratos, proteínas, fibra, antioxidantes y calcio.

Ninguna otra semilla, incluida la linaza, tiene tanta fibra y omega-3 como las semillas de chía.

Semillas de Chía y sus propiedades:

Las semillas de chía proporcionan una forma sencilla de aumentar la ingesta de nutrientes importantes, aquí te dejo una lista de su contenido:

Son ricas en Fibra

Las semillas de chía son ricas en fibra: Una porción de 25 g de semillas de chía contiene aproximadamente 9 g de fibra, lo cual calma la saciedad, dando sensación de plenitud. Esto es positivo si quieres bajar de peso.

La fibra es importante para un sistema digestivo saludable.

Alto contenido en Omega-3

Estos ácidos son conocidos por sus efectos antiinflamatorios, así como por mejorar la salud del cerebro y del corazón.

Las semillas de chía contienen omega-3 en forma de ácido alfa linolénico (ALA) y es una alternativa beneficiosa para aquellas personas que no pueden consumir pescados.

Proteínas

Contienen nueve aminoácidos esenciales, lo que la convierte en una proteína completa de alta calidad.

Son una fuente útil de proteínas vegetales, particularmente para dietas vegetarianas, veganas o aquellas cuyo fin es bajar de peso.

La combinación de grasa, proteína y fibra hacen que las semillas se digieran con relativa lentitud, lo que proporciona una liberación prolongada y lenta de energía para mantener estables los niveles de azúcar en la sangre.

Calcio

Las semillas de chía son ricas en minerales como el calcio.

Una porción de 15 g de provee un 8,5% del calcio que necesitamos todos los días.

Vitamina A

Una porción de 15 g suministra el 1,08% de la vitamina A que se necesita diariamente, importante para el crecimiento y desarrollo del sistema inmunológico. También para una buena visión.

Vitamina C

Una porción de 15 g aporta el 2.7% de la vitamina C que requerimos todos los días, ayudando al cuerpo a absorber el hierro.

Niacina

Las semillas de chía son ricas en niacina, también llamada vitamina B-3.

El niacina ayuda a tu cuerpo a usar los carbohidratos como energía. También beneficia tu sistema nervioso, piel, cabello y visión.

28 gramos de semillas de chia, contiene 2.5 miligramos de niacina, alrededor de una sexta parte de los 14 a 16 miligramos que se recomiendan ingiramos diariamente.

Una buena fuente de hierro

La mayoría de los adultos necesitan de 8 a 18 miligramos de hierro diariamente.

28 gramos de semillas de chía proporcionan más de 2 miligramos de hierro, lo que permite que la sangre fluya a través de su cuerpo y su cerebro.

7 Beneficios que aportan a tu salud

Como ya hemos visto, las semillas de chía contienen una serie de componentes que, cuando se consumen como parte de una dieta equilibrada, pueden ayudar a mejorar tu salud, además de prevenir el desarrollo de diversas enfermedades crónicas y ayudarte a bajar de peso.

1. Semillas de chia para adelgazar

La fibra en las semillas de chia ayuda a sentirte lleno durante largos períodos de tiempo. Dando una sensación de saciedad.

Las semillas absorben agua en el estómago y luego se expanden, lo que suprime el apetito.

Todo esto puede llevarte eventualmente a la pérdida de peso.

2. Mejor salud ósea y dental

Además de ayudarte a bajar de peso, las semillas de Chía pueden mejorar la salud de tus huesos. Ya que se considera una forma eficaz de mejorar la ingesta de calcio, por su alto contenido.

Además del calcio, las semillas de chía también son ricas en manganeso y antioxidantes, que son cruciales para mantener huesos y dientes fuertes.

3. Prevenir el estreñimiento

Dado que están llenas de fibra, especialmente fibra insoluble, las semillas de chia se convierten en un gel cuando entran en contacto con el agua. Esto se agrega a las heces y ayuda a los movimientos intestinales, aliviando así el estreñimiento.

La fibra también se ha encontrado para mejorar la digestión

chia beneficios

4. Reduce el riesgo de diabetes

La capacidad de este alimento para retardar la digestión puede estar relacionada con la prevención de la diabetes. El recubrimiento gelatinoso que producen las semillas de chía también puede prevenir picos en los niveles de azúcar en la sangre.

Otra razón por las que pueden ser buenas para los diabéticos es la presencia de ácidos grasos omega-3 que se sabe que son importantes desde el punto de vista nutricional para el tratamiento de esta enfermedad.

«La dosis diaria de omega 3 es de hasta 500 mg y una cucharada de semillas de chia tiene mas de 1000 mg.»

5. Mitiga los padecimientos del corazón

Estos ácidos grasos esenciales contenidos en la semilla de chía, ayudan a reducir el colesterol en la sangre y previenen enfermedades coronarias en el proceso.

Las grasas monoinsaturadas en las semillas de chia ayudan a disminuir los niveles de colesterol.

6. Ayuda a tu piel

Los antioxidantes no solo son buenos para las células, sino también para la piel, ya que ayudan a disminuir los signos del envejecimiento.

Asimismo, los omega-3 en las semillas de chia aumentan la circulación y reducen la sequedad y la inflamación de la piel.

También ayudan a reducir la flacidez de la piel.

7. Mejorar el sueño

Existen dos hormonas que son esenciales para un plácido y confortable sueño: la serotonina y la melatonina. Estas dos hormonas son producidas por el triptófano, un aminoácido en el cuerpo.

Las semillas de chía, que son altas en triptófano, ayudan a dormir bien y relajarse

Contraindicaciones de las semillas de chía

Te hemos hablado de la cantidad de fibra y omega-3 que contienen y los beneficios que esto aporta, pero si se comen con moderación.

Si se consumen muchas, en exceso, estos beneficios se pueden volver en nuestra contra.

Un exceso de esa fibra podría provocarnos malestares gastrointestinales: dolor abdominal, estreñimiento, diarrea, hinchazón y gases. Y más si nos hidratamos de forma incorrecta. El agua es esencial para ayudar a la fibra a pasar a través del sistema digestivo.

Esto sobre todo es importante en personas que padezcan enfermedades inflamatorias intestinales como la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn.

También podría provocar una reducción en la correcta asimilación de nutrientes como el calcio, hierro y otros minerales.

Además, hay que tener en cuenta

Importante: No hay que tomarlas nunca secas y crudas. Siempre remojadas (mínimo 10 min.)

Alergia a las semillas de chía

Es muy poco común pero algunas personas podrían experimentar una reacción alérgica después de comerlas.

Con síntomas como vómitos, picazón en los labios o la lengua y diarrea.

En casos severos, las alergias alimentarias pueden incluso conducir a anafilaxia, una afección potencialmente mortal que causa dificultad para respirar y opresión en la garganta y el tórax 

Las alergias a la semilla de chía son raras, pero se han documentado.

Posibles interacciones con algunos medicamentos

Medicamentos para la diabetes

Si bien las semillas de chía son seguras para la mayoría de las personas, es posible que debas moderar su consumo si estás tomando medicamentos para el azúcar en la sangre o la presión arterial.

Esto se debe a que comer demasiadas semillas de chía podría interactuar potencialmente con los efectos de algunos de estos medicamentos. Como por ejemplo los de la diabetes.

Como dijimos antes, estas semillas ayudan a evitar al diabetes, pero si ya tienes esta enfermedad, la cosa cambia.

En la mayoría de los casos, comer cantidades moderadas puede ayudar a las personas con diabetes a controlar sus niveles de azúcar en la sangre. 

Pero comer una cantidad excesiva podría disminuir los niveles de azúcar en la sangre y requerir ajustes en la dosis de su medicamento para la diabetes.

Medicamentos para la presión arterial

Además de reducir el azúcar en la sangre, las semillas de chía son efectivas para reducir la presión arterial.

En un estudio, comer semillas de chía durante 12 semanas disminuyó la presión arterial, junto con marcadores de azúcar en la sangre e inflamación

Esto se debe a que las semillas de chía tienen un alto contenido de ácidos grasos omega-3, que se ha demostrado que funcionan como un anticoagulante y pueden disminuir la presión arterial.

Las personas con presión arterial alta pueden encontrar deseable la capacidad de las semillas de chía para disminuir la presión arterial. Sin embargo, las semillas de chía pueden empeorar la actividad de los medicamentos para la presión arterial, lo que podría provocar hipotensión o presión arterial baja.

Si se comen con moderación, las semillas de chía son un alimento excelente.

Sin embargo, si experimentas algún síntoma negativo después de comerlas, deja de comerlas y consulta con tu médico.

Lo aconsejable es tomar unos 25gr al día.

¿Cómo consumir las Semillas de Chía?

como acompañar las semillas de Chía

La forma de consumirla es muy variada, aquí te dejo los más habituales:

Una forma muy común de comerlas son enteras sumergidas en agua o leche y ponerlos en la nevera durante al menos 2 horas (o toda la noche). Las semillas absorben el líquido para formar un gel, y se conoce comúnmente como un ‘pudín de chia’.

Para agregar sabor, puede intentar remojar las semillas en leche saborizada, jugo de frutas o agregando especias como canela, jengibre o un poco de miel.

Enteras y remojadas también se pueden usar como agente espesante para sopas y guisos, y las semillas molidas se pueden usar como sustituto de huevo en la cocción.

Otra opción son las semillas de chía molida, se pueden comprar o puedes hacer las tuyas en un molinillo de café.

Cuando se muelen, se pueden usar como sustituto de la harina para hornear pan o pasteles.

Recuerde que las recetas pueden producir resultados muy diferentes cuando se hacen las sustituciones, por lo que es posible que tenga que experimentar para descubrir qué funciona mejor.

Las semillas de chia tostadas resaltan y desarrollan el sabor y la textura. Agregan crujido a las ensaladas o encima de los cereales del desayuno.

Asegúrese de que el horno o la encimera estén a una temperatura baja y tire las semillas en la sartén o bandeja para hornear, asegurándose de no quemarlas, ya que esto degrada los aceites y altera el sabor.

Las semillas no son la única parte importante de la planta de chía; Los brotes también son comestibles. Intente agregarlos a ensaladas, sándwiches y otros platos.

¿Semillas de Chía blanca o negra?

Existen dos variedades: la blanca y la negra. ¿Cuál es mejor para ti?

Algunas personas prefieren las semillas blancas porque el color no es tan resaltante en los alimentos, ya que el blanco desaparece más fácilmente que el negro.

Pero, por lo general, las blancas suelen tener precios más altos que las negras.

Esto se debe a que la blanca es muy escasa, sin embargo, algunos productores seleccionan las pocas semillas blancas que se originan naturalmente y luego siembran solo estas semillas, que producen cultivos exclusivos, ya que contienen únicamente semillas de chía blanca.

Ambas contienen los mismos beneficios nutricionales, sin embargo, las semillas negras suelen contener mucho más antioxidantes.

Por lo que, si quieres comprar y no te importa el color, puedes elegir las semillas negras.

También te puede interesar:

Dónde comprarlas

Puedes hacerlo en cualquier tienda de productos orgánicos, y ya sea enteras o molidas.

Las molidas tienen un periodo corto de vencimiento, por lo que, al preferirlas, debes revisar su fecha de caducidad.

Aquí te recomendamos adquirirlas enteras.

Asimismo, debes asegurarte en sus ingredientes, que no contengan químicos en su cultivo.

¿Cómo almacenar las semillas de Chía?

Almacenarlos es bastante simple. Puedes guardar las semillas de chía en un recipiente de plástico o vidrio con una tapa hermética. Mantenerlo en un refrigerador para evitar que las grasas se pongan rancias.

Si este artículo te ha parecido interesante y valioso te agradeceré mucho que hagas click en alguna de las redes sociales de abajo. Con ese gesto me ayudarás a llegar a más personas. Muchas gracias 😉

Califica nuestro articulo
Total Votos: 5 Promedio de votación:5

Paola Lido

Llevo una vida saludable y quiero que tu también la tengas. Te muestro consejos y tips para que vivas plenamente.

Deja un comentario

El responsable de este sitio web es Luis Bassols Calvo. La finalidad de los datos es gestionar los comentarios en este blog. El destinatario (donde se almacenan los datos) es el hosting de este blog: Xtudio Networks S.L.U, ubicado en España. La legitimidad es el consentimiento que otorgas en el formulario. Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos según la política de privacidad.

Cerrar menú